Cuando abrimos la página principal de JW.org, aparece en un lugar destacado la invitación “Lea la Biblia en línea”.  Pinchando en el enlace, vamos a la lista de los 66 libros bíblicos. Al seleccionar uno, vemos sus capítulos y al pinchar en uno de ellos ya podemos empezar a leer. En la parte alta aparecen las barras de búsqueda y justo debajo la de reproducción de sonido. La primera nos permite saltar rápidamente a otro libro y capítulo, mientras que la de sonido nos permitirá escuchar el capítulo entero que está seleccionado en ese momento. En la parte derecha aparecen las opciones de descarga, que nos permiten bajar la Biblia entera para leer, o por capítulos para escuchar.

Al pinchar en el número de versículo éste queda resaltado en un color diferente, lo que nos permite reanudar la lectura donde la hemos dejado si momentáneamente tenemos una interrupción. Los asteriscos (*) contienen notas aclaratorias y las cruces (+) son referencias marginales a otros versículos relacionados, con sus correspondientes enlaces para que podamos saltar a la parte de la Biblia que los contiene. En la parte de abajo de la página aparecen las flechas de cambio de capítulo, para retroceder o avanzar un capítulo. También podemos enviar un enlace de la página que estamos leyendo por correo electrónico e incluso imprimir el capítulo. Si remarcamos una porción arrastrando el cursor, al imprimir podemos seleccionar la posibilidad de imprimir sólo esa selección de versículos. También podemos seleccionar versículos que no estén juntos. Por ejemplo, el versículo 5 y el  versículo 9. Para hacer esto, al seleccionarlos con el ratón deberemos tener pulsada la tecla <Ctrl>.

Todo esto nos permite leer y escuchar la Biblia, pero, ¿cómo nos ayuda JW.org a investigarla? Para eso tenemos que ir a otra sección donde también está la Biblia, concretamente a la sección “BIBLIOTECA EN LINEA” y en su apartado “BIBLIA”. Pincha arriba en el menú de barra donde dice “PUBLICACIONES” y luego en el submenú de la izquierda donde dice “BIBLIOTECA EN LINEA”. También puedes usar el buscador de Google simplemente escribiendo JW LP ,  pulsando <Entrar> y luego el primer enlace de la lista. Una vez en la Biblioteca deberás seleccionar “BIBLIA” en el menú de barra que aparece arriba. Si quieres ir directamente pincha aquí.

Leer y oir BibliaAhora vamos a seleccionar un libro y luego un capítulo. Por ejemplo, pinchamos Mateo y luego pinchamos el capítulo 20. Bajo el menú de barra pincipal aparece una segunda barra con varios símbolos. De izquierda a derecha nos encontramos lo siguiente. En primer lugar, una flecha de retroceso (<) que nos llevará a la página anterior, o sea, la página donde aparecen todos los capítulos del libro actual, en este caso, de Mateo. Después está el capítulo que estamos visitando, y justo a la derecha un símbolo de un altavoz. Al pincharlo podemos ver debajo la barra de sonido, que nos permitirá escuchar el capítulo. Volviendo al menú de arriba, fíjate ahora en la parte derecha. Hay dos símbolos de flechas que apuntan en direcciones opuestas (< y >). Con ellas podrás retroceder o avanzar un capítulo. Finalmente, a la derecha del todo, tenemos un pequeño recuadro con una flechita dentro. Al pincharlo, pasamos del modo de lectura al modo de investigación. Actúa como un conmutador, que nos permite intercambiar uno y otro modo. También accedemos al modo de investigación al pinchar el número del capítulo o el número de un versículo en el modo normal.

Cuando estamos en el modo de investigación, el capítulo bíblico se sitúa a la izquierda y en la derecha tenemos un listado vertical. Arriba del mismo vemos dos símbolos. Uno parece un diamante, y el de la derecha es un cuadradito del que salen varias puntas acabadas en circulitos. En este último se recogen las referencias marginales, es decir, los versículos de la Biblia que tiene alguna relación con cualquier versículo del mismo capítulo. El otro símbolo, el del diamante, nos ayudará a encontrar auténticos tesoros de información. Recoge las referencias, las notas y también los enlaces a las publicaciones donde se explica cierto versículo. Supongamos que estamos investigando Mateo 20:28. Haz una cosa. Sitúate en la parte de la Biblia y mira atentamente los número de los versículos. Verás que algunos están en negrita, es decir más gruesos que otros. ¿Por qué? Porque sobre estos verículos hay información disponible en otras publicaciones, mientras que no la hay sobre los que tienen los números más tenues.

Investigar BibliaVamos a pinchar un número de versículo de trazo grueso: Mateo 20:28. En el listado de la derecha, y en la parte más alta aparecerán los enlaces a las publicaciones que explican ese versículo. Si esos enlaces son de trazos más tenues, significa que esa información existe, pero no está incluida en JW.org. Si están en negrita, puedes pincharlos y te llevarán directamente a la publicación que contiene información sobre el versículo investigado. Con este sistema podemos adquirir un grado de comprensión muy notable al leer la Biblia y ésto será de gran ayuda cuando nos preparemos para las reuniones o en nuestro estudio personal.

En la próxima ficha explicaremos cómo usar JW.org para contestar preguntas bíblicas en el ministerio.