Tenemos videos en JW.org y también en JW Broadcasting. El modo de descargarlos es el mismo. Lo primero que hay que hacer lógicamente es localizar el vídeo que deseamos descargar. Vamos a descargar como ejemplo el vídeo “¿Por qué podemos confiar en que la Biblia dice la verdad?”. Así que vamos a la página principal de JW.org, pinchamos arriba a la derecha en BUSCAR CONTENIDO,  escribirmos “video la Biblia dice la verdad” y pinchamos el botón BUSCAR. Aparecerá en los primeros lugares de los resultados de la búsqueda. Pinchamos el icono y ya estamos en la página del vídeo buscado.

El menú desplegable ELEGIR IDIOMA nos permitirá seleccionar la descarga en el idioma que deseemos, incluídos los lenguajes de signos que estén disponibles. Los videos se suministran en el formato contenedor conocido como MP4. ¿Qué es MP4? La manera más fácil de explicarlo que se me ocurre es decir que MP3 son ficheros comprimidos de audio y MP4 son ficheros comprimidos de audio+video. Es un formato que se ha hecho tan popular como MP3 y prácticamente cualquier reproductor lo acepta sin problemas. Ahora sólo nos queda elegir la resolución.

Descargar videosSe suministran cuatro tipos de resolución: 240p, 360p, 480p y 720p. ¿Qué significan estos números? Se refieren al número de líneas horizontales que configuran la imagen en una pantalla. La letrita “p” que aparece luego, indica que son líneas de barrido progresivo, o sea, que aparecen una detrás de otra. Hay otro modo de presentar estas líneas que se conoce como “entrelazado”. El modo entrelazado es dicho sencillamente, un modo progresivo pero comprimido. Es más rapido pero la imagen no se ve tan nítida. Pero, ¿por qué disponemos de cuatro modos de resolución? Cuanto más alta sea, más limpia se verá la imagen, porque tendrá una mayor definición, pero también ocupará más espacio en el disco duro o en la memoria.

El video de este ejemplo ocupa aproximadamente 15 megas en 240p, 30 megas en 360p, 37 megas en 480p y 53 megas en 720p. Ten en cuenta que hablamos de un video con una duración de cuatro minutos y 24 segundos. ¿Qué pasaría si fuese un vídeo mucho más largo? Supongamos que queremos descargar la película “Estas palabras tienes que estar en tu corazón” y decidimos hacerlo en 720p. Entonces necesitaremos 1,5 Gigas libres en el disco. Si la descarga la hacemos en un ordenador, tal vez no tengamos problemas  para almacenar vídeos si disponemos de un disco duro de gran capacidad. Pero si se trata de un teléfono móvil o una tablet, con unas cuantas descargas similares podemos agotar todo el espacio disponible.

Otro factor que hay que considerar es el tamaño de nuestra pantalla. Si es pequeña, como la de un teléfono móvil, las líneas de resolución estarán más pegadas una a otra. Pero si queremos reproducir el vídeo en un televisor de 40 pulgadas o más, con la misma resolución las líneas aparecerán más separadas unas de otras. Por lo tanto, se trata de usar buen juicio. Si vas a ver el video en un dispositivo con pantalla pequeña, de 4 o 5 pulgadas, será suficiente con la resolución 240p. El procesador también lo agradecerá, porque cuanto más baja sea la resolución, menos lo hacemos trabajar y por lo tanto, menos se “atasca”. Por otra parte, lo más probable es que no dispongas de mucho espacio para almacenaje, así que una resolución baja te permitirá almacenar una mayor cantidad de vídeos en tu dispositivo.

Si vas a reproducir el vídeo en una pantalla de televisión, mejor escoge la resolución 720p y usa preferiblemente un ordenador, porque su potencia de proceso por lo general es mayor que el de una tablet o un teléfono, y su espacio de almacenaje también es mayor. Para una tablet con pantalla de entre 7 y 10 pulgadas, las resoluciones de 360p y 480p te irán bien, y la pérdida de calidad con relación a resoluciones más altas es prácticamente inapreciable debido a que al ser la pantalla más pequeña, las líneas también aparecen más pegadas la una a la otra.

En la próxima ficha veremos cómo usar JW.org para leer, escuchar e investigar la Biblia.