Cuando usamos JW Library en una reunión, o en nuestro estudio personal, necesitamos poder regresar con facilidad a algunos de los lugares que hemos estado visitando. Tal vez quieras volver al último texto bíblico que estabas leyendo, o al artículo de La Atalaya que estabas preparando. En un sistema operativo Windows esto se soluciona con el sistema de las ventanas, los accesos directos del escritorio y los favoritos. No contamos con estas ayudas en JW Library, así que vamos a ver qué podemos hacer.

Con a app JW Library activada, desliza el dedo desde el borde izquierdo hacia el centro para que se despliegue el menú lateral. Fija tu atención en la parte central, bajo el encabezado “RECIENTES”. Hay dos renglones. El primero siempre se refiere a la Biblia. El segundo siempre se refiere al resto de publicaciones. El primer renglón siempre mostrará el último texto bíblico que hayamos consultado. El segundo renglón, siempre mostrará la última publicación que hayamos estado leyendo. Sin embargo, esto puede parecer poco. ¿Podemos hacer algo más?

en la lección seis y en la lección siete, tienes información sobre cómo usar los marcadores. Estos también son una ayuda para localizar más rápidamente la información. Pero ahora vamos a centrar la atención en el uso del historial. Al pulsar en el menú lateral la opción “Publicaciones” aparece arriba a la derecha un icono de un reloj. Es el historial. Al pulsar una de las opciones del submenú (“Libros”, “Folletos”, “Tratados”, “La Atalaya”, etc) notamos que el icono del historial (el reloj) sigue apareciendo. Pero si ahora entras en una publicación, ya no aparece dicho icono. Por lo tanto, el historial sólo lo tenemos disponible en los dos primeros niveles del menú, pero desaparece en el tercer nivel, es decir, cuando entramos de lleno a leer la publicación.

Sin embargo, cada publicación que vayas consultando, va dejando un “rastro” en el historial, de manera que esto equivale a tener una colección de los últimos lugares consultados, para volver a ellos más rápidamente, como haríamos con un acceso directo o un favorito en Windows. Debe quedar claro que para que la publicación quede registrada en el historial, no basta con tener el índice de capítulos a la vista. Debes haber entrado en alguno de los capítulos. Si no es así, no quedará registrado en el historial, ya que éste no registra publicaciones, sino artículos consultados.

Hagamos una práctica. Consultaremos el tercer capítulo del libro “Ejemplos de fe” y la canción 25. Despliega el menú lateral y pulsa “Publicaciones”. Ahora pulsa el icono del reloj arriba a la derecha y dale a “Borrar”. Así borras todo el historial que haya en ese momento. Ahora ve a “Libros”, luego a “Ejemplos de fe” y y entra en el capítulo 3 (“El padre de todos los que tienen fe”). Ahora pulsa dos veces el botón de retroceso de tu tablet o teléfono móvil, para retroceder hasta el menú de “Libros”. Ahora selecciona “Cantemos a Jehová” y abre la canción 25 .

Una vez hecho esto, pulsa el botón de retroceso de tu terminal dos o tres veces (no más de tres), para ir recorriendo los menús a la inversa. Si ahora pulsas el relojito del “Historial” verás que ambas publicaciones consultadas han quedado registradas. Ahora para volver a ellas sólo necesitas pulsar el icono del historial y la publicación que te interese.

Si has estado preparando las reuniones en casa, tal vez preparando el Libro, o La Atalaya, o las canciones, al llegar al Salón del Reino ahora es más facil volver a todos estos lugares simplemente selccionándolos desde le historial. Una vez utilizado, puedes borrarlo para repetir el proceso la semana siguiente. Aquí tienes el ejercicio en imágenes:

Historial