Un bosquejo de textos es una colección de textos ordenados convenientemente para desarrollar un tema. No se trata de encontrar textos. Se supone que ya sabemos los textos que vamos a usar. Para encontrar textos, ya se han publicado explicaciones de cómo hacerlo. como las que puedes leer en esta página. Así pues, nosotros ya sabemos qué textos queremos usar, pero queremos tenerlos todos en una lista, y no sólo la referencia, sino también el contenido del texto mismo.

Para qué sirve un bosquejo de textos

Supongamos que tienes que conducir la salida para la predicación. O tal vez tengas que preparar información para contestar una pregunta en una revisita. O puede ser que tengas un discurso en el Salón del Reino que se basa en la explicación asociada a una lista de textos. Los ancianos, tal vez quieran tener una lista de textos preparada para hacer una visita de pastoreo o para animar a alguien que lo necesite. En estos, y en otros casos, un bosquejo de textos puede ser de gran ayuda, pues te evita tener que ir buscando texto por texto en la tablet o el móvil, debido a que ya los tienes todos en una sóla lista, tanto la referencia como su contenido. Incluso puedes añadir comentarios escritos, como luego veremos.

Pongamos un ejemplo práctico. Supongamos que tienes que hablar sobre ser valientes al predicar. Buscas información y encuentras algunos textos bíblicos que te van a servir para tu propósito. Hechos 4:29 habla sobre el denuedo. Pero el denuedo no está reñido con la cortesía al hablar, y para esto te vale Colosenses 4:6. Pero, ¿cómo ser denodados? Para lograrlo hace falta el poder que nos da el espíritu santo. Esta idea puedes apoyarla con Hechos 1:8. ¿Cómo conseguir ese espíritu? De dos maneras: (1) pidiéndolo en oración. Para esto te vale Lucas 11:13. Y (2) siendo un buen estudiante de la Biblia, que ejerce poder en nosotros. Esto se apoya con Hebreos 4:12. Además, vas a explicar que si estamos llenos de espíritu santo sencillamente no vamos a poder permanecer callados. Para demostrar esto te valen los siguientes textos: Jeremías 20:9 y también Lucas 6:45.

En total son siete textos bíblicos. Para tenerlos en una sola lista, puedes usar dos herramientas: (1) La Watchtower Library y (2) La Biblioteca en Línea. Veamos cómo se usa cada una de ellas.

Bosquejo de textos con Watchtower Library

bosqueejo de textosWatchtower Library sólo funciona bajo el sistema operativo Windows, ya sea en ordenador o en tablet (excepto Windows 8 RT). No funciona en otros sistemas operativos, como Linux o iOs. Pon en marcha el programa y una vez abierto pulsa la tecla F7. Esto hará que el cursor se sitúe en la ventana para búsquedas que aparece arriba a la izquierda. Una vez allí, teclea los textos por el orden en el que deseas que aparezcan, separados por punto y coma (;) más o menos así: Hechos 4:29;Colosenses 4:6;Hechos 1:8;Lucas 11:13;Hebreos 4:12;Jeremías 20:9;Lucas 6:45 .  Al terminar simplemente pulsa la tecla Entrar una sola vez. Verás que en la ventana de la izquierda aparecen todos los textos por el orden que has indicado.

Ahora asegúrate de tener el cursor situado en algún lugar de esta ventana izquierda y pulsa las teclas Control+E. Al hacerlo, todos los textos quedan resaltados. Ahora pulsa las teclas Control+C, y así los copiarás en el portapapeles (una memoria intermedia). Por último, abre un programa de proceso de textos, como Microsoft Word, Wordpad u otro similar, y una vez allí pulsa las teclas Control+V. Esto hará que el contenido del portapapeles aparezca en la página y ya tendrás listo tu bosquejo de textos. Ahora puedes añadir, si lo deseas, comentarios aclaratorios a tu gusto. Esta información la puedes guardar o imprimir para su uso posterior.

Bosquejo de textos con la Biblioteca en Línea

La ventaja de la Biblioteca en Línea es que puedes acceder a ella desde cualquier dispositivo que esté conectado a internet, sin importar qué sistema operativo use. Puedes hacerlo desde tu tablet o teléfono móvil. Abre tu navegador (Firefox, Chrome, Safari u otro) y en la barra de URL (la barra de direcciones de Internet) o bien en tu buscador habitual (Google, Yahoo u otro), simplemente teclea estas tres letras: wol. Pulsa Entrar y el primer resultado de la búsqueda será la Biblioteca en Línea. Haz clic ahí y ya está. También puedes ir directamente haciendo clic en este enlace.

Una vez ahí, sitúate en el recuadro de búsquedas que hay arriba. Teclea los textos separados por punto y coma, como ya se ha explicado en el caso de la Watchtower Library y haz clic en el botón Buscar. Aparecerá tu bosquejo de textos debidamente ordenados. Si no estás en un ordenador con Windows,  no podrás usar los mismos comandos para resaltar, copiar y pegar que se han explicado arriba, pero puedes hacerlo de otro modo.

Mantén el dedo pulsando la pantalla sin levantarlo hasta que aparezca alguna palabra resaltada (procura no hacerlo sobre un enlace). Extiende el resaltado hacia derecha e izquierda hasta abarcar la porción que quieres copiar. Arriba aparecerá Copiar en un menú de barra. Púlsalo y el texto resaltado pasará al portapapeles. El resto es sencillo. Abre un tratamiento de textos. Sitúate en una página en blanco. Pon el dedo ahí y no lo sueltes hasta que aparezca el comando Pegar y púlsalo. Ahora tienes tu bosquejo de textos al que podrás añadir notas o comentarios a tu gusto.

bosquejo-wol

Cuidado con las abreviaturas y separaciones de los textos

Cuando escribas la lista de textos, podrás hacerlo usando abreviaturas, pero no todas valen. Siguiendo con el mismo ejemplo, podrías escribir algo como lo siguiente: Hech4:29;Col4:6;Hech1:8;Luc11:13;Heb4:12;Jer20:9;Luc6:45 . Pero si las abreviaturas no son lo suficientemente claras, se producirá un error. Si quieres incluír varios versículos de un mismo capítulo, puedes separarlos con una coma, o englobarlos con un guión. Por ejemplo, si pones Hech4:23, 29, 31-33; Rom2:5 el resultado será una lista con cuatro textos: Hechos 4:23, Hechos 4:29, Hechos 4:31-33 y Romanos 2:5. No confundas la coma con el punto y coma. Recuerda que la coma sólo se usa para separar versículos de un mismo capítulo, no de otro diferente, aunque sea del mismo libro bíblico.