Dual Boot (“Doble arranque”) es el modo de referirse a una generación de tablets recientemente aparecidas en el mercado, cuya principal característica es que poseen dos sistemas operativos en el mismo aparato: Windows y Android. Esto abre un mundo de posibilidades que comentaremos a continuación, y, como veremos, pueden resultar muy útiles para nuestras actividades espirituales. Aquí tienes algunos modelos de estas tablets.

Dual Boot: ¿Cómo funciona?

dual boot verticalComo sabes, nuestro cerebro está dividido en dos hemisferios. Según ciertas informaciones, el hemisferio izquierdo piensa mientras que el hemisferio derecho siente. Funciones como el habla, el razonamiento, la formación de palabras o las matemáticas son principalmente desarrolladas por la parte izquierda, mientras que los sentimientos, el discernimiento, los sueños o las metáforas son más propias del hemisferio derecho. Sin embargo, ambas partes se complementan e interactúan entre sí.

Algo parecido sucede con las tablets dual boot. Se trata de dispositivos con un solo procesador, pero con dos sistemas operativos. Sin embargo, a diferencia del cerebro humano, en este caso no interactúan entre sí. Es necesario elegir con cúal de los dos sistemas vamos a trabajar, pero no podemos trabajar con los dos al mismo tiempo. Tampoco podemos instalar aplicaciones que sirvan para ambos sistemas. Por ejemplo: si queremos usar  la aplicación JW Library, será necesario instalarla dos veces, una en Android y otra en Windows. Además, no podemos instalar la misma versión, sino la que corresponda a cada sistema.

Sin embargo, hay algo en lo que dual boot se parece al cerebro: tanto Windows como Android tienen ciertas características que los hacen complementarios, de manera que según la función a realizar, será más conveniente usar uno u otro sistema.

Cómo pasar de un sistema a otro

Pero, ¿cómo elegimos el sistema a usar? Al encender la tablet se nos presentarán en la pantalla dos iconos representando a Windows y Android, y habrá que seleccionar uno de ellos. Pero no podremos hacerlo tocando con el dedo en la pantalla, porque el sistema aún no se ha cargado. Habrá que usar las teclas de encendido y del volumen, y esto puede variar dependiendo del dispositivo.

Una vez elegido uno de los sistemas, pasar a otro es fácil, ya que en cada uno de ellos se suministra un icono que al pulsarlo se encarga de hacer la transición. Puede estar situado en el escritorio, o en el menú que se despliega al tocar el botón de encendido dos segundos, o también puede estar incluído, en el caso de Android, como una de las opciones que aparecen al deslizar el dedo desde el borde superior de la pantalla. El tiempo para pasar de uno a otro sistema oscila entre 45 y 60 segundos.

Ventajas de contar también con Windows

Cuando empezamos a usar una de estas tablet, es necesario hacer una configuración, que incluye seleccionar el idioma, la región horaria, o la cuenta de usuario, etre otras cosas. En el caso de Windows 10, tras cumplimentar esta parte inicial, tendremos la desagradable sensación de que todo va lento. Esto es así sólo al principio, ya que Windows 10 necesita hacer actualizaciones y habrá que reiniciar varias veces hasta comience a funcionar con fluidez.

Una vez superada esa fase, la primera ventaja que vamos a notar es que el funcionamiento es exactamente igual que si estuviéramos trabajando con Windows 10 en un ordenador de sobremesa o portátil. Sólo que ahora el puntero del ratón es nuestro dedo, que habrá que dejar pulsado dos segundos para que aparezca lo equivalente al botón derecho del ratón. La siguiente ventaja que observaremos, es que podemos instalar cualquier aplicación que funcione en un ordenador. ¡Por fin vamos a poder tener Watchtower Library en la tablet! Para instalarla, sólo tienes que copiar el contenido del DVD en una tarjeta MicroSD, insertarla en la ranura de la tablet y desde ahí hacer la instalación pulsando el fichero Setup. Tienes más detalles en el artículo: “Cómo instalar Watchtower Library en ordenadores sin lector de CD o DVD“.

Multiventana

Otra ventaja muy importante es que podemos usar todas las ventanas que nos hagan falta. Y podemos organizarlas a nuestro gusto. Deslizando el dedo desde el borde izquierdo de la pantalla aparecerán todas las ventanas activas en ese momento, lo que nos permitirá repartirlas a nuestro gusto. Si arrastramos una de ellas hacia el borde izquierdo, automáticamente ocupará la mitad izquierda de la pantalla. Después pulsamos en otra de las ventanas abiertas y automáticamente ocupará la parte derecha de la pantalla. Pongamos un ejemplo: puedes tener en una parte JW Library, en la otra parte Watchtower Library y una tercera ventana para tener notas o apuntes. Usar la tablet como bosquejo será más fácil que nunca.

¿Windows 10 o Android?

Al igual que los hemisferios de nuestro cerebro se especializan en diversos usos, verás que con Windows y Android sucede lo mismo. Android dispone en su tienda (Play Store), de muchisimas más aplicaciones de las que encontrarás en la Tienda de Windows. Para ciertos usos, será más fácil encontrar en Android lo que buscas, porque tienes mucho más donde elegir. Android está mucho más enfocado al universo Google, mientras que Windows hace lo propio con Microsoft.

Si hablamos de trabajos más “de oficina”, o de aplicaciones más completas y más potentes, sin duda Windows 10 lleva las de ganar. Por ejemplo, el uso de Word, Excel, Powerpoint, etc. supera por mucho a las aplicaciones similares para Android. Además, el uso de ventanas marca una gran diferencia en la facilidad de manejo.  Pero aplicaciones que tengan que ver con mapas, posicionamiento, juegos, deportes, navegación,  búsquedas, etc. serán más eficientes en Android.

Actualmente existen muchas tablets dual boot en el mercado, con precios muy asequibles. La mayoría son de origen chino, pero algunas marcas como Teclast, Chuwi, Onda o Cube han conseguido unos niveles de calidad más que aceptables. Si te preocupa comprar alguna por Internet, encontrarás buenas sugerencias en este artículo. Algunas páginas en Internet, como Pandacheck te pueden ayudar a encontrar lo que buscas, al mejor precio y en la tienda más recomendable.