Buscar WatchtowerWatchtower Library es la herramienta más completa de investigación bíblica de la que disponemos actualmente, y por eso no debería faltar en los ordenadores personales de ningún testigo de Jehová. Pero, ¿no disponemos ya de la Biblioteca en Línea y del programa JW Library? ¿Qué diferencias justifican su instalación y uso? ¿Cómo se actualiza? ¿Cómo podemos usarla para buscar “perlas escondidas”?

Watchtower Library: por qué es necesario

La principal razón es la cantidad de información que contiene. Tenemos a nuestra disposición publicaciones desde el año 1.970. La Biblioteca en Lïnea y el programa JW Llibrary sólo disponen de información desde el año 2.000 en adelante. Son 30 años más de libros, folletos, revistas, etc. Esto es el triple de información que con las otras herramientas.

Otra razón es que se trata de una herramienta totalmente offline (no hace falta estar conectado a internet para su uso). Quizá parezca un inconveniente el hecho de que no está escrita para el sistema operativo Android. Sólo para Windows. Pero teniendo en cuenta que cada vez son más frecuentes las tablets dual boot (con dos sistemas operativos, Android y Windows), el problema tiende a resolverse. De hecho, es muy recomendable que, a medida que nos vaya siendo posible, adquiramos una de estas tablets, ya que tienen muchas ventajas que en el futuro iremos comentando, y además, actualmente en el mercado hay opciones de muy bajo coste.

Es verdad que no tiene vídeos ni música, y sólo ilustraciones de las publicaciones más recientes. Tampoco permite subrayar ni añadir notas (aunque se puede marcar información y tenerla localizada en “favoritos”). Pero no hay que perder de vista el hecho de que se trata de una herramienta de investigación bíblica personal. Por ejemplo, el manejo de los mapas bíblicos, la pronunciación de los nombres bíblicos y la facilidad para encontrar información por versículos, por palabras o en el libro Perspicacia es mucho más sencillo que en las otras herramientas.

Cómo actualizar Watchtower Library

Actualizar WatchtowerHasta el año 2.015 cada año se publicaba un nuevo DVD con la información actualizada. Esto exigía fabricarlo y distribuírlo a través de las congregaciones. Además, cada año debíamos reinstalar la nueva versión, con los inconvenientes que eso supone. Todo esto ya no será necesario, porque desde la última versión es posible actualizar Watchtower Library online (mediante conexión a internet). Cada cierto tiempo estarán disponibles nuevas actualizaciones.

El mismo programa nos puede avisar automáticamente de que hay disponible una nueva actualización. Para ello debemos tener activada la opción correspondiente. Pulsa la tecla F2, luego la pestaña Actualizaciones, y marca la casilla Buscar actualizaciones al inicio. Al hacerlo, cada vez que se inicie el programa, chequeará esta posibilidad vía Internet. Esto hará que el programa tarde un poco más en cargarse. Si quieres evitarlo, no marques dicha opción ya que  también puedes buscar nuevas actualizaciones en cualquier momento. En el menú superior ve a Ayuda>Buscar actualizaciones. El programa se conectará a Internet y en caso de que haya una actualización disponible, mediante un recuadro te ofrecerá la posibilidad de descargarla e instalarla.

La primera actualización, que ya está disponible, abarca los meses de enero a junio de 2.016, y eso incluye las revistas La Atalaya y Despertad para esos meses, y algunas cosas más, como las nuevas Canciones del Reino o el nuevo folleto 10 preguntas para los jóvenes.

NOTA IMPORTANTE: Hemos detectado un fallo del programa que bloquea las actualizaciones tras la primera actualización. No se corrige ni siquiera cambiando la configuración del firewall o desactivándolo, por lo que esperamos y deseamos que el fallo quede corregido antes de la siguiente actualización. No obstante, sí permite la primera actulización, y puede usarse el programa con normalidad.

Cómo buscar “perlas escondidas” con Watchtower Library

En un artículo anterior, ya explicamos cómo buscar “perlas escondidas” utilizando la Biblioteca en Línea. Pero esta búsqueda está limitada por la razón que explicamos más arriba, es decir, sólo contamos con publicaciones desde el año 2.000. Por lo tanto, vamos a explicar el procedimiento para lograr lo mismo mediante Watchtower Library, ya que esto nos permitirá encontrar mucha más información.

Abre el programa y pulsa la tecla F7. Esta tecla te permite situarte automáticamente en el recuadro de búsqueda, sin importar en qué lugar del programa estés en ese momento. Una vez allí, escribe el número del capítulo bíblico del que quieres encontrar “perlas escondidas”. Por ejemplo, escribe Salmo 102 y pulsa la tecla Entrar dos veces. El Salmo aparecerá en las dos ventanas. En la ventana derecha aparece resaltado en otro color. Esta es la parte que nos interesa ahora.

Por favor, fíjate en el color de los números del capítulo y de los versículos. Verás que no todos los números tienen el mismo color. Si el color es el mismo que el de las letras de los versículos, eso significa que no hay información disponible para ese versículo. Lo sabrás porque si pones el ratón encima de dicho número no pasa nada en absoluto. Pero si ahora haces la prueba de poner el ratón encima del número de un versículo que tiene diferente color, ¿qué ocurre? Pongamos por caso el versículo 12. Ahora el cursor se transforma en una mano con un dedo señalando, esperando que hagas clic.

Sacaperlas

Si haces clic, una pequeña ventana te indicará los índices en los que se encuentra información de dicho versículo. Sólo pueden ser dos: el índice de 1986 a 2015 o bien el índice de 1950 a 1985 (La versión de Watchtower Library en inglés contiene publicaciones desde el año 1950. En español, desde 1970). Lo normal es elegir primero el más reciente disponible. En este caso, el índice de 1986 a 2015. Haz clic en él. Esto te llevará a una lista donde aparece el versículo investigado (Salmo 102:12)  y, al lado, un artículo de La Atalaya donde hay un comentario sobre el mismo.

Si existen diferentes lugares donde encontrar información sobre cierto versículo, aparecerán uno tras otro, separados por punto y coma. Ahora sólo queda hacer clic en la referencia encontrada, y ahí está la “perla” que andamos buscando. Verás que una parte de la información está resaltada de un color diferente. Esto es para indicarte dónde está más o menos lo que estás buscando. No quiere decir que sea exactamente la parte resaltada.

Esta manera de buscar “perlas” multiplica muchísimo las posibilidades de encontrarlas. No hace falta que las busques todas, pero tal vez quieras ponerte una meta, como por ejemplo, encontrar al menos una de cada capítulo. La información que encuentres la puedes guardar en un tratamiento de textos o en un bloc de notas mediante Copiar (CTRL+C) y Pegar (CRTL+V). Después la puedes imprimir, o auto enviártela por correo a tu propio teléfono o tablet.