Fotografo pantalla

Una captura de pantalla equivale a hacer una foto de lo que vemos en el monitor en ese momento. Esta imagen se puede guardar para usarla después, ya sea copiándola a un documento o modificándola para su uso posterior. Esto se puede hacer tanto en un dispositivo móvil como en un ordenador y tiene numerosas aplicaciones.

Pongamos algunos ejemplos. Si estás usando tu teléfono móvil para investigar “perlas escondidas” en tu lectura bíblica, tal vez encuentres cierta información que te parezca muy interesante para comentarla en la reunión. Puedes usar el procedimiento clásico de “Copiar” y “Pegar” para guardarla en un bloc de notas o en un tratamiento de textos. Pero también puedes hacer una captura de pantalla. Será como hacer una fotografía de lo que ves. Después, simplemente la visualizas y ahí tienes exactamente lo que encontraste. En algunas congregaciones usan a veces imágenes fijas en los televisores del Salón del Reino. Ya hemos explicado cómo reproducirlas. Pero, ¿cómo conseguirlas? De nuevo, las capturas de pantalla pueden ser la solución.

Captura de pantalla con el móvil o la tablet

Captura con movilAntes de seguir diremos que algunas tablets con teclado tienen una tecla que sirve para hacer capturas. Suele llevar grabado el dibujo de una cámara fotográfica, y en estos casos, basta con pulsar dicha tecla para hacer la captura.

No en todos los dispositivos se hace de la misma manera, y es posible que no puedas hacerlo si es un poco antiguo (por ejempo, anterior a Android 4.0). Pero básicamente se hace apretando dos botones a la vez. Estos botones pueden ser (1) el botón de encendido más el botón de Home (por ejemplo, en los Samsung,  iPhone o iPad) o bien  (2) el botón de encendido más el botón de bajar volumen.  El botón de Home suele estar en la parte de abajo del teléfono o tablet, en la parte central. Puede ser un botón físico o un icono, y es el lugar donde pulsas cuando quieres ir a la pantalla principal.

BotonesEl botón de encendido es siempre un botón físico, y suele estar en el lateral derecho o izquierdo (también puede estar arriba o abajo). Es el botón que pulsas para encender o apagar el dispositivo. Junto a él, o muy cerca, debe estar otro botón físico, más alargado, que sirve para aumentar o disminuír el volumen de sonido. Como tiene dos extremos, la parte que se pulsa es la de disminuír el sonido, que suele ser la de abajo. (Es posible que en vez de ser un botón alargado sean dos botones independientes, uno para subir y otro para bajar el volumen).

Es muy importante pulsar los dos botones a la vez. Si no es así, no lograrás hacer la captura. En muchos dispositivos, oirás un sonido parecido al que suena al hacer una foto, y además aparecerá en la pantalla una imagen algo reducida de la captura, como confirmación de que ha sido efectuada correctamente.  En la línea de arriba de la pantalla aparecerá un aviso de que la captura ha sido efectuada. Si deslizas el dedo desde el borde superior, se desplegarán los avisos y uno de ellos se referirá a la captura. Al pulsarlo, accederás a la misma. ¿Dónde se almacena la captura? Está en la carpeta Pictures>Screenshot de la memoria principal. Para visualizarla, basta con ir a la aplicación “Galería”, que viene instalada por defecto. En ella aparecen todas las imágenes y vídeos almacenados en el dispositivo, y uno de ellos será la captura efectuada. Por supuesto, también puedes usar otra aplicación que te permita visualizar imágenes, como puede ser Audotesk Pixlr que además te permite retocar o modificar la imagen.

Captura de pantalla con el ordenador y Windows 10

ImprPantLos ordenadores tienen una tecla llamada “Impr Pant” (=”Imprimir pantalla”; o “Prt Scr” en inglés). Búscala en tu teclado. Seguramente estará en la parte de arriba y hacia la derecha. Si la pulsas, no notarás nada especial, pero sin que tú lo sepas, se habrá hecho una captura de la pantalla. Ésta se almacena en una parte especial de la memoria, a la espera de que la uses mediante el comando “Pegar” (CRTL+V). Ahora, abre una aplicación que permita añadir imágenes, como puede ser Microsoft Word, o WordPad u otras que puedas tener. Si abres un documento y te sitúas en él, al pulsar “Pegar” (CRTL+V) verás que aparece la captura de pantalla que has efectuado. Esta captura permanece hasta que hagas una nueva, así que la misma captura la puedes pegar varias veces e incluso en varias aplicaciones distintas. Esta manera de capturar pantallas sirve para cualquier versión de Windows.

Además, a partir de Windows 7 tienes otra herramienta, llamada “Recortes“, que te permite hacer capturas  de pantalla pero seleccionando la parte de la pantalla que quieres capturar. Para acceder a esta herramienta puedes hacerlo de dos maneras. La primera consiste en ir al botón de inicio y buscar el comando “Ejecutar”.  (Puede que tengas que pulsar en “Inicio” con el botón derecho del ratón). En la ventanita  de “Ejecutar” escribe cmd y haz clic en Aceptar. En la pantalla con fondo negro que aparece, escribe snippingtool y pulsa la tecla “Entrar”. Aparecerá la herramienta “Recortes” en la pantalla, en forma de una pequeña ventana. La segunda manera de acceder a esta herramienta, en el caso de Windows 10, es situarte abajo a la izquierda de la pantalla,  y en el recuadro “Buscar en la web y en Windows”,  escribir Recortes. Se desplegará un menú hacia arriba y en la parte alta aparece en un renglón “Recortes“. Pulsa ahí y ya está.

RecortesUna vez en “Recortes“, Al pulsar “Nuevo” en su menú, la entera pantalla se verá con un tono muy blanco. Una cruz te permite, tan sólo arrastrándola, delimitar la parte de la pantalla que quieres capturar. Al soltar aparece la captura efectuada y ya sólo queda guardarla en la carpeta que elijamos,  para su uso posterior. Esto es muy útil, por ejemplo, para capturar la ilustraciones o fotos que aparecen en nuestras publicaciones. Después se pueden proyectar en los televisores del Salón del Reino. “Recortes” tiene otras opciones que te permiten, por ejemplo, aplazar la toma de la imagen de 0 a 5 segundos.