Aunque disfrutamos de asistir a nuestras reuniones, en ocasiones no nos es posible hacerlo. Por otra parte, hay quienes desean repasar el contenido de las mismas. Disponer de una grabación de audio puede ser la solución. Si nuestro Salón del Reino dispone de un ordenador con Windows 10, vamos a explicar cómo se puede grabar la reunión de un modo fácil.

El proceso que se explica abajo puede parecer algo complejo, pero sólo habrá que efectuarlo una vez. A partir de ahí el proceso de grabación, como se explica al final del artículo, es bien sencillo.

Conecta el ordenador al amplificador del Salón del Reino

Para esto es necesario conectar la salida REC OUT del amplificador a la entrada de micrófono del ordenador. Es bastante probable que necesitemos un cable adaptador, puesto que la salida del amplificador suele usar conexiones del tipo RCA mientras que la entrada de micrófono del ordenador suele ser del tipo Jack. Es posible que al lado de la misma haya un pequeño dibujo de un micrófono. Una vez hecha la conexión, encendemos el ordenador. También encendemos el amplificador, damos volumen a los micrófonos que vayamos a usar, y a partir de ahora el ordenador recibirá la señal de los mismos.

Como se ve en la imagen abajo, la salida REC OUT puede ser doble, ya que tal vez deba dar servicio a otro dispositivo, como una línea telefónica, por ejemplo. De otro modo, si alguien desea escuchar la reunión directamente por teléfono tal vez no pueda hacerlo.

Conexion RCA Jack

Configura el micrófono

El micrófono no funcionará en el ordenador a menos que lo configuremos para ello. Lo primero es asegurarse de que tiene los permisos necesarios y que ha sido debidamente calibrado.

Pulsa las teclas Windows+i y se abrirá el menú de configuración. Haz clic en “Privacidad” y después, en el menú de la izquierda selecciona “Micrófono”. Asegúrate de tener activadas las opciones “Micrófono” (arriba) y, en la lista de abajo, la opción “Grabadora de voz”, (Las demás opciones pueden dejarse desactivadas).

Micrófono activado

El siguiente paso es abrir el menú de dispositivos de grabación. Para ello, fíjate en la parte de abajo de la pantalla y hacia la derecha. Verás un icono de un altavoz. Pulsa encima con el botón derecho del ratón y en el menú que aparece selecciona “Dispositivos de grabación”.

Abrir dispositivos de grabación

En la ventana que aparece,

(1) haz clic con el botón derecho del ratón en el centro de esta ventana, y desactiva las opciones “Mostrar dispositivos deshabilitados” y “Mostrar dispositivos desconectados”. Así la lista se reduce a los dipositivos que realmente puedes utilizar. Uno de ellos tendrá el dibujo de un micrófono.

(2) Sitúa el ratón sobre él. Haz clic con el botón derecho y selecciona “Establecer como dispositivo predeterminado”. Una marca del tipo check dentro de un círculo verde te indica que has elegido el dispositivo correcto. Si no has elegido el dispositivo correcto simplemente no funcionará el micrófono.

(3) Ahora pulsa dos veces con el botón izquierdo del ratón en cualquier parte del renglón correspondiente al dispositivo elegido como predeterminado. Aparecerá la ventana de “Propiedades”. Arriba hay varias pestañas. Sólo nos interesan dos: “Niveles” y “Mejoras”.

(4) En la pestaña “Niveles” hay dos indicadores. Sólo nos interesa el de abajo, llamado “Amplificación de micrófono”. Hay que situar el indicador deslizante entre los 10 a 12 decibelios.

(5) En cuanto a la otra pestaña, “Mejoras”, sólo hay que asegurarse de que están desmarcadas todas las opciones. Si aparece alguna marca de check en cualquiera de ellas, desactívala. No te olvides de pulsar “Aceptar” tras cada cambio.

5 pasos configurar micro

Hagamos ahora una comprobación. Vuelve de nuevo al icono del altavoz que hay en la esquina de abajo y a la derecha, pulsa encima con el botón derecho del ratón pero esta vez selecciona “Dispositivos de reproducción”. El dipositivo que habitualmente se usa como salida de sonido tendrá ya una marca de check. Lo normal es que el dispositivo marcado sea el de “Altavoces”, ya que de este modo el sonido se reproducirá en los altavoces del Salón, en vez de hacerlo en los de los televisores (esto sería lo que ocurre si el check está en “HDMI” en vez de estar en “Altavoces”). Así pues, hasta este punto, lo normal es que haya que dejar todo como está. Ahora bien, hay que hacer una comprobación. Por lo tanto, pulsa dos veces en “Altavoces” y después en la pestaña “Niveles”. Una vez aquí asegúrate de que el micrófono está activado y que su nivel está en “0” (cero) para evitar distorsiones.

Micrófono en nivel cero

 

Instalar micrófonoAhora sitúate abajo y a la izquierda de la pantalla. En el recuadro “Buscar en la web y en Windows” escribe “Micrófono”. En la parte de arriba del menú que aparece, verás “Instalar un micrófono”. Haz clic aquí. Sigue las indicaciones que se dan.

Te pedirá que leas una frase. Usa para ello un micrófono del Salón del Reino al que hayas dado volumen con el amplificador. Al finalizar, el micrófono ha quedado configurado. Si no consigue entender la frase que lees, no te preocupes. Dale a finalizar de todos modos.

Si todo ha ido bien, ahora el micrófono está listo para poder hacer grabaciones.

Cómo grabar con la grabadora de voz de Windows 10

Para empezar vamos a colocar la grabadora en la barra de tareas para tenerla a mano. Abajo y a la izquierda de la pantalla, en el recuadro “Buscar en la web y en Windows” escribe (sin comillas): “Grabadora”.  En la parte de arriba del menú aparece “Grabadora de voz”. Haz clic con el botón derecho del ratón y selecciona “Anclar a la barra de tareas”. Verás que abajo, en dicha barra de tareas ahora dispones de un icono nuevo, el de la grabadora.

Grabadora a barra de tareas

Grabar es bien sencillo. Sólo tienes que pulsar el icono que acabas de situar en la barra de tareas y a continuación pulsa en el círculo azul para que empiece la grabación. Si pulsas de nuevo en el círculo azul la grabación concluye. IMPORTANTE: no minimices la ventana durante la grabación, ya que esto equivale a ponerla en “Pausa”. Tras concluír la grabación puede que haya que esperar unos segundos hasta que ésta se guarde en el ordenador.

Grabadora de voz

El documento se almacena en “Documentos”>”Grabaciones de sonido”. El nombre por defecto es “Grabación” pero se lo puedes cambiar por cualquier otro. Esta grabación no se almacena en MP3 sino en M4A, que es una versión mejorada de MP3. La mayoría de ordenadores, tablets y teléfonos móviles reconocen este formato. Sin embargo, los dispositivos de Apple, como iPhone o iPad NO lo reconocen. Ante esto hay dos soluciones.

La primera sería instalar en nuestro iPad o iPhone un reproductor de audio que reconozca este formato, como puede ser VLC. La otra solución es instalar en tu ordenador de sobremesa o portátil  un programa conversor de formatos de audio, y hacer la conversión de M4A a MP3. Una buena opción, y gratis, es FRE:AC (para Windows). Lo puedes descargar desde aquí. La conversión de una reunión normal puede tardar unos 45 minutos.

Como última solución, se puede usar un programa grabador que grabe directamente en MP3. La mejor opción gratuita que existe es Audacity. Sin embargo, este programa es complejo y no todo el mundo lo entenderá. Además, necesita una adaptación para funcionar en Windows 10 (necesita un códec específico para este sistema operativo) y ésto puede complicarnos un poco la vida. En caso de que hubiese interés en este asunto, publicaríamos una nueva entrada par aprender a grabar con Audacity.

Mantén el volumen adecuado en el ordenador

El control principal del volumen debe ser el del amplificador. Por eso, el volumen del ordenador se debe mantener en torno al punto 20 y sólo se debe subir hasta el 80 ó 90 en el momento de reproducir un vídeo o un cántico. Si tras esto lo dejamos en un punto alto, le “robaremos” potencia a los micrófonos del Salón del Reino, y al orador no se le oirá lo suficientemente fuerte.

Volumenes normales