Si tienes una tablet con conexión wifi, puedes navegar por internet conectándote a una red cercana de la que sepas la clave, como puede ser la de tu casa o la del Salón del Reino. Pero si necesitas acceder a internet en otro lugar y tu tablet no tiene conexión 3G o 4G, ¿que puedes hacer? Esto te puede pasar si estás en la predicación, en un curso bíblico o en cualquier otra situación donde necesites consultar algo en la red.

Una solución sería usar tu móvil con tarifa de datos para navegar. Pero si tu móvil no es muy grande, seguramente te resultará más cómodo conectar la tablet a tu teléfono móvil y navegar en internet desde la tablet, no desde el teléfono. Este procedimiento se conoce con el nombre de tethering. Hay tres formas de lograr esta conexión: (1) mediante USB, (2) mediante Bluetooth y (3) mediante Wifi. Existe la posiblidad de que la compañía telefónica tenga ciertas restricciones para hacer tethering, o que nuestro terminal no lo admita. No obstante, en una mayoría de los casos no habrá ningún problema. Vamos a descartar las dos primeras opciones y centrarnos en la tercera. ¿Por qué? porque la conexión usando Wifi es la más práctica y eficaz, ya que nos permite conectar incluso varios dispositivos, tiene un mayor alcance que el Bluetooth y no necesita un cable físico, como es el caso en la conexión por USB.

Habilitar conexión de datos en el móvilEl tethering por Wifi equivale a convertir nuestro teléfono móvil en un Router Wifi. El teléfono se conecta a internet usando la tarifa de datos, pero tiene la capacidad de transmitir esa información a otros dispositivos que estén conectados inalámbricamente. Si tu sistema operativo es Android, primero ten en cuenta que existen varias versiones, y dependiendo de la que tengas, los pasos que te marco a continuación pueden variar ligeramente, pero si captas la idea general no tendrás problemas para lograr la conexión. Empecemos por configurar el teléfono móvil:

Antes que nada, asegúrate que el móvil tiene activa la conexión de datos (es decir, la conexión con internet de la compañía telefónica, no la del wifi). Para ello, debes ir a la sección de ajustes. Busca el icono que te permite acceder a dichos ajustes. Puede tener la forma de un panel de mandos deslizantes o una rueda dentada. No confundas “Ajustes” con “Ajustes de Google”. Este último no es el que buscamos. Una vez allí tendrás un menú vertical con muchas opciones.Ve a “Uso de datos” y pulsa aquí. Verás arriba dos casillas. Una pone “Información General”. La otra pone un número, como por ejemplo: “23178”. Esta es la que debes pulsar. Una vez dentro, ve a “Datos móviles” y pulsa el interruptor. Una vez activado, tu móvil podrá navegar por internet usando la conexión de datos (o sea, navegar aunque no haya wifi). Sigamos.

Habilitar móvil como Wifi 1 a 3Vuelve a la página principal de la sección de ajustes. Pulsa un apartado llamado: “Más…”. Ahora busca “Anclaje a red y zona Wifi”. Pulsa en este apartado. Una vez ahí dentro, verás varias opciones: una es “Anclaje por USB”, otra es “Anclaje por Bluetooth” y la que nos interesa ahora, es decir, “Zona con cobertura Wifi” (también podría llamarse “Zona con cobertura inalámbrica” o “Configurar zona wifi”, esto depende de la versión de Android). Verás un interruptor. Púlsalo para activarlo. Ahora en la parte alta del móvil aparece un símbolo. Este indica que la conexión está activa y lista para transmitir. En este momento tu teléfono móvil se ha convertido en un router wifi al que puedes conectar otros aparatos para navegar por internet.

Ahora pulsa el mismo renglón del interruptor pero en otro sitio (Si te equivocas y vuelves a pulsar el interruptor, desactivarás la transmisión y desaparecerá el símbolo en la parte alta del móvil).  Si lo haces bien, se abre un nuevo menú: “Configurar zona wifi”.  Púlsalo y llegamos a la zona de configuración. Sabrás que has llegado al sitio correcto porque tendrá tres apartados: (1) SSID o Nombre de red, (2) Seguridad (que puede ser WPA2 PSK uHabilitar móvil como Wifi 4 y 5 otra similar) y (3) Contraseña (si tiene alguna aparecerá en forma de línea de puntitos). Necesitamos esa contraseña, así que verás más abajo una casilla que dice “Mostrar contraseña” . Márcala y los puntitos dejarán ver una serie de caracteres. Anótalos en un papel, respetando mayúsculas y minúsculas y no confundas la letra “O” con el número cero. Más tarde nos hará falta esta clave. El apartado (2) Seguridad, déjalo como está, y el apartado (1) SSID o nombre de red debe llevar un nombre, y si no lo lleva, debes ponerle uno. También lo debes anotar para usarlo más adelante. Resumiendo: necesitas (1) activar la transmisión (2) saber el nombre de la red que estás creando (esto se conoce como SSID) y (3) la clave de acceso a dicha red.

Ahora vamos a la tablet. También debes ir al apartado de “Ajustes”.  Esta vez quédate en el menú principal. Si el wifi está apagado, enciéndelo. Te saldrá una lista con las conexiones Wifi disponibles. Selecciona la que tenga el SSID o nombre de red que has anotado antes. Ahora debes introducir la contraseña que también has anotado antes. Pulsa en “Conectar” y podrás comprobar que la conexión ha sido establecida. A partir de ese momento, ya puedes navegar por internet en la tablet usando la conexión de datos de tu móvil.

Con este sistema puedes conectar varios aparatos a la misma red que acabas de crear. Ahora bien, debes tener en cuenta que una conexión de este tipo, si se basa en tecnología 3G será más lenta que la conexión a un router normal. Además, como los aparatos conectados funcionan con batería,. notarás que ésta se consume más rápidamente. Por eso, no es aconsejable dejar este tipo de conexión abierta permanentemente, sino más bien usarla sólo lo estrictamente necesario, y volver a dejar todo como estaba tan pronto como hayamos conseguido la información que estábamos buscando en Internet.