Seguridad informática

El cortafuegos (o firewall en inglés) es un programa especial que sirve para evitar que se “cuelen” intrusos en nuestro ordenador. Se parece al control de una frontera. No podrán cruzarla los que no tengan permiso para hacerlo. Para ello en el cortafuegos se establecen unas normas a fin de que sólo puedan “pasar” aquellos programas o usuarios que no representan una amenaza. Si un programa no contiene la debida autorización, no podremos instalarlo en nuestro ordenador ni trabajar con él a menos que le otorguemos los permisos oportunos o desactivemos el firewall (opción nada recomendable). Los sistemas operativos lo llevan incluído de serie, y suele ser más que suficiente.

El antivirus detecta aquellos archivos que están infectados. Supongamos que un traficante logra camuflar drogas ilegales de tal modo que no es detectado en la aduana (el cortafuegos). Sus actividades pueden alertar a la policía, que le sigue la pista y acaba deteniéndolo. Eso hace el antivirus. analiza y detecta comprotamientos sospechosos de ciertos programas, y si encuentra que están infectados, los pone en “cuarentena”, es decir, los aísla del resto de programas del ordenador,  y si le damos la orden oportuna, los elimina. Los sistemas operativos Microsoft lo llevan instalado de serie desde el Windows 8 en adelante, y se llama Windows Defender. Es de buena calidad y suficiente en la mayoría de los casos. Para Windows 7, se puede descargar su equivalente: Microsoft Security Essentials. Solo tienes que seleccionar el idioma, y el tipo de sistema operativo. Pero si lo quieres descargar directamente pincha aquí:  — sistema de 32 bitssistema de 64 bits –.

El antiespía es una especie de central de inteligencia (como la CIA). Un individuo puede entrar en el país. Cruza la frontera (el cortafuegos) con todos los papeles en regla. No lleva drogas y no se le detecta ningua actividad ilegal, por lo tanto, la policía (el antivirus) no sospecha nada y no tiene motivos para intervenir. Pero este individuo es un espía, y ha venido a descubrir secretos del gobierno para llevarlos a su país. Un servicio de contraespionaje será el encargado de vigilarle y descubrirle si llega el caso. Eso hace el antiespía. Por lo tanto, antivirus y antiespía son programas complementarios que en ocasiones se traslapan. Podemos decir que el antivirus es para una protección general y el antiespía para una protección más específica.  Este tipo de protección no está incluída en los sistemas operativos así que me permito recomendarte uno:

MalwarebytesSe trata del programa Malwarebytes Antimalware, en su versión gratuita. Puedes descargarlo desde aquí. Cuando estés terminando la instalación, saldrán dos casillas. Una de ellas dice: “Habilitar prueba gratuita de Malwarebytes Anti-Malware Premium”. Desmárcala, porque si no lo haces te instalará la versión de pago y dejará de funcionar en 30 días si no lo compras. Cuando empiece a funcionar, aparecerá su menú principal con cuatro opciones. Pero sólo la segunda y la tercera estarán marcadas con un punto verde. (Las otras dos con un punto rojo). Para tener los cuatro puntos en verde es necesario instalar la versión de pago. Si pinchas en “Analizar ahora” examinará tu ordenador para detectar posibles espías. Tarda un poco en completar el análisis, pero merece la pena. Al final, podremos darle la orden de borrar los “espías” que haya podido encontrar.

360 Total SecuritySi quieres ir un poco más allá y tener una protección global, prueba el 360 Total Security. Lo puedes descargar desde aquí. Este programa ofrece gratis protección total de gran calidad. Utiliza cinco motores, entre ellos los prestigiosos Avira y Bitdefender, que lo atrapan prácticamente todo. Tiene muchas opciones añadidas, como un liberador de espacio en disco, cortafuegos, configurador del router, actualizaciones del sistema operativo, optimización del tiempo de arraque del ordenador, etc. Una maravilla y además gratis. Sus propietarios, la empresa china Quihoo viven de los ingresos publicitarios. Es una excelente opción para los usuarios de Windows XP, ya que este sistema operativo dejó de tener asistencia y actualizaciones en el año 2.014. Pero al utilizar este programa tendrán una proteccion muy elevada, que permitirá seguir usando Windows XP con mucha confianza.

Una advertencia final: La seguridad al 100% no existe,  pero podemos hacer mucho para protegernos. La mejor protección de todas es el sentido común. Si no quieres tener problemas al navegar por Internet, no visites “barrios peligrosos”. Las páginas de dudosa reputación son las que más fácilmente pueden ocasionarte problemas de seguridad. Y mucho cuidado con los e-mail, sobre todo si llevan un fichero adjunto y no conocemos su origen. Al abrir esos ficheros podemos contaminar nuestro ordenador con gran facilidad.