Movil chinoTengo que decir que mi móvil actual es de una marca china, y los tres anteriores que he tenido también. No tengo nada que reprocharles. Han cumplido su cometido y me han salido mucho más baratos que sus homólogos occidentales o surasiáticos. Hubo un tiempo en que decir “chino” era sinónomo de “mala calidad”, pero en los últimos años las cosas han cambiado radicalmente.

Muchas marcas de origen chino han conseguido hacerse un hueco en el mercado occidental, y  ya empiezan a sonar mucho marcas como Lenovo, Huawei, Xiaomi, Meizu, Zopo o Jiayu que fabrican móviles de una calidad que en muchos casos incluso supera a la de marcas más conocidas, como Nokia, Samsung, Motorola o Sony. Y la verdad es que las diferencias de precio hace que dudemos a la hora de plantearnos la adquisición de un terminal.

Comprar un móvil chino con una cierta ventaja económica significa casi invariablemente adquirirlo a través de Internet, y esto en sí mismo ya es un freno para muchos. No voy a negar que hay mucho fraude en el comercio electrónico, pero también hay empresas de gran reputación y solvencia, como es el caso de Amazón, líder en el mundo occidental. Su homólogo oriental sería Alibaba, otro monstruo del comercio electrónico. Y hay muchas tiendas online serias y de confianza, como Dealextreme, Pandawill, Aliexpress y otras. A mí personalmente me gusta mucho Tinydeal. Llevo años comprándoles todo tipo de cosas y jamás he tenido un solo problema. Una vez les anulé un pedido que ya había pagado y me devolvieron el dinero con rapidez y sin rechistar.

Cuando compras en una tienda china online, lo mejor es pagarles con tarjeta de crédito y mediante Paypal. Esto añade un plus de seguridad a la operación, ya que en caso de conflicto Paypal hace de mediador, y hasta nos pueden devolver el dinero en caso de surgir alguna diferencia. Tinydeal tiene un sistema de chat en vivo que te permite hablar con un vendedor con la misma naturalidad que lo harías en una tienda física, aunque eso sí, en inglés (puedes apañarte con el traductor de Google).

Debes tomar en cuenta que la garantía de lo que compres en China no vale en la Unión Europea, y que además sólo será de un año, no dos. Recibir o enviar un producto desde o hacia China supone una tardanza que fácilmente va de tres a seis semanas, así que hace falta un poco de paciencia, pero lo que pides acaba llegando. No uses agencias de transporte del tipo UPS o DHL. Con estas agencias, que son más ràpidas pero también más caras,  son muy frecuentes las retenciones en la aduana, y la probabilidad de que tengas que acabar pagando una cantidad extra por aranceles es mucho mayor. Es mejor que te envíen el producto por correo aéreo, y mejor todavía si es desde Hong Kong. Normalmente las tiendas online tienen un sistema de seguimiento de los envíos, que te va indicando las sucesivas fases desde la preparación hasta la entrega.

Busca marcas chinas que tengan página web y soporte técnico. Así podrás actualizar tu terminal si es necesario.  Cuando tengas una decisión tomada, busca información de ese terminal en los foros de internet o en Youtube. Eso te ayudará a despejar las dudas. Y si encuentras una página de móviles chinos que dice “envío desde España”, como norma general desconfía; probablemente acabarás pagándolo más caro y recibiéndolo desde China, no desde España. Podría tratarse de un truco que les permite conseguir ciertas ventajas fiscales. Hemos hablado de móviles, pero lo mismo aplica a las tablets. Hay algunas marcas chinas recomendables como Pipo, Cubot, Ramos, Xiaomi, Huawei o Lenovo. Ahora te toca a tí decidir qué harás.