Al leer un libro, es frecuente poner una cinta, un pedazo de papel, una cartulina o alguna otra señal en la última página que hemos leído, para continuar más tarde desde el mismo lugar. Eso es un marcador. En JW. Library hay marcadores que cumplen la misma función. Los podemos emplear tanto en la Biblia como en cualquier publicación. ¿Cómo funcionan?

Sitúate en la parte de la Biblia en JW. Library y busca un texto: Isaías 65:17. ¿Ya lo tienes? Bien. Ahora ponle el dedo encima sólo un instante, procurando no pulsar en las referencias (si lo haces por error, saldrás del versículo para ir a la referencia). Verás que las líneas del versículo cambian al color rojo. Ahora fíjate arriba, en el menú de barra y observa que hay un icocno en forma de estandarte o bandera vertical. Es el icono de marcadores. Púlsalo. Saldrá una lista vertical con diez marcadores, cada uno de un color. Pulsa en el primero. Acabas de poner un marcador para Isaías 65:17. Ahorra cierra esto y ve a otro lugar de la Biblia, por ejemplo, Romanos capítulo 5.

Marcadores

Una vez allí, vuleve a pulsar arriba el icono de los marcadores. Como puedes ver, en el primer renglón sigue apareciendo Isaías 65:17. Si pulsas aquí, te llevará directamente a este versículo. Haz la prueba. Ahora vuele otra vez a Romanos capítulo 5 (puedes hacerlo con el botón de retroceso de tu terminal), pero esta vez no selecciones ningún versículo, sólo el capítulo. ¿Ya estás en Romanos 5? Bien. Ahora vuelve a pulsar el icono de marcadores. La primera línea ya está ocupada con Isaías 65:17, así que pulsa por favor en la segunda línea. Esta vez queda marcado Romanos 5, pero no un versículo, sino el capítulo entero. Cada vez que quieras volver aquí usando el marcador, te llevará al principio de capítulo 5 de Romanos.

Sustituir marcadorSupongamos ahora que en realidad no querías marcar Romanos 5, sino Romanos 5:12. Tienes que borrar el marcador. Verás a la derecha tres puntitos verticales. Pulsa aquí y te apareceán dos símbolos. El de la derecha es un cubo de basura. Si lo pulsas, borrarás el marcador. El otro icono sirve para sustituír el marcador actual por el correspondiente al último versículo que deseas que apareza en este marcador. Por ejemplo, ve a Revelación 21:4 y lo pulsas brevemente (cambia el texto a rojo). Ve a marcadores, y selecciona uno que ya tengas ocupado. Pulsa los tres puntitos y después el icono que hay a la izquierda del cubo de basura. Así sustituyes el marcador que había por el nuevo.

Hemos usado la Biblia, pero el mismo procedimiento sirve para cualquier publicación. Por ejemplo, puedes abrir el cancionero y dejar marcadas todas las canciones que se van a usar en la siguiente reunión. Así las encontrarás más rápidamente. O puedes leer el último número de La Atalaya y poner un marcador en la última página que hayas leído para continuar en otro momento. Volviendo a la Biblia, tal vez quieras poner en los marcadores aquellos versículos de la lectura semanal sobre los que te gustaría ofrecer un comentario.