En los aeropuertos hay mucho tráfico aéreo. Es necesario algún tipo de organización. Los controladores aéreos son personas dedicadas a dirigir y organizar todo ese tráfico. Son necesarios para garantizar la seguridad de los despegues y aterrizajes. Dentro de un ordenador también hay mucho tráfico. Por el procesador pasan datos provenientes del teclado, la impresora, la conexión a Internet, la memoria USB, el disco duro… Es necesario algún sistema para organizar todo ese flujo de información.

Lo primero que se debe conseguir es que las diferentes partes del ordenador se entiendan entre sí. Imagina que el piloto de un avión que va a aterrizar habla un idioma que el controlador aéreo no entiende. No es difícil imaginar los problemas que esto causaría. Del mismo modo, cada pieza de las que componen un sistema informático (un disco duro, una tarjeta gráfica, un monitor, etc.) lleva una memoria propia con algún tipo de programación. Esto va incorporado en la pieza misma. Por ejemplo, un disco duro lleva su propia placa base que se encarga de dirigir todas las operaciones relacionadas con él, como regular la velocidad de rotación, el movimiento de los cabezales, etc.

¿Cómo consiguen entenderse todas estas piezas con el procesador del ordenador? Para eso se necesitan unos pequeños programas, conocidos como drivers o controladores. Estos programas deben estar instalados y actualizados a su última versión. De lo contrario, el ordenador dará problemas y algunas cosas no funcionarán correctamente o simplemente no funcionarán.

Consulta el Administrador de dispositivos

Administrador de dispositivosPara acceder a él haz lo siguiente: pulsa la tecla “Windows”+R. Aparecerá la ventana “Ejecutar”. En el recuadro “Abrir” escribe, o copia y pega lo siguiente: mmc devmgmt.msc  .Pulsa en “Aceptar” y aparecerá el Administrador de dispositivos. Aquí tienes una lista general de todos los componentes que están conectados a tu ordenador. Si ahora pinchas, por ejemplo, “Unidades de disco” y tienes instalados varios discos, aparecerá una relación detallada de cada uno de ellos. Esta lista debe tener una apariencia limpia. Fíjate en los dibujitos que aparecen al principio de cada renglón. Si ves algo extraño, como un signo de interrogación, o de admiración, o algún tipo de llamada de atención significa que el controlador no está instalado o no está funcionando bien. Pulsa en el dispositivo concreto con el botón derecho del ratón y dale a “Propiedades”. Una ventana te informará si hay algún problema o funciona correctamente.

Si hay algún dispositivo con problemas, será necesario instalar o actualizar el controlador. En el mismo menú donde has seleccionado “Propiedades” hay otra opción para “Actualizar software del controlador”.  Te ofrece dos opciones. Si estás conectado a Internet puedes pedir que el ordenador busque automáticamente el controlador necesario. La otra opción es para instalarlo manualmente, para lo cual previamente deberás haberlo descargado, o bien tenerlo disponible en un CD o DVD que el fabricante suministra cuando compras cierta pieza informática. Estas opciones no funcionan en todos los casos. De hecho, en muchos casos no podrás instalar el controlador necesario. Ello es debido a que existen miles y miles de piezas, modelos, fabricantes de material informático. Aunque al instalar el sistema operativo se suministra una buena colección de controladores, es muy difícil, por no decir imposible, satisfacer las necesidades de todo el mundo.

Buscar controladoresSi sabes qué pieza es la que necesita el controlador, puedes ir a la página web del fabricante y descargarlo desde allí. Lo malo es que el Administrador de dispositivos no te lo pone fácil para saber el nombre de la pieza que lo necesita. Hay programas como Aida64 que te facilitan esta tarea, pues te presentan una información muy detallada de los diversos componentes del ordenador. Pero para ello deberás tener unos concimientos avanzados de informática. Sin embargo, hay algo mejor que podemos hacer.

Instala un programa para actualizar los controladores

En el mercado hay algunos programas que realizan esta función por tí. Escanean el ordenador para ver qué controladores están instalados y cuáles no. Luego comparan esta información con una extensísima base de datos en Internet, que suelen actualizar con bastante frecuencia, y a continuación te presentan una lista de los controladores de tu equipo, indicando los que están bien, los que necesitan actualizarse y los que sencillamente no están y hay que instalarlos. Resulta difícil en este caso recomendar un programa en concreto. La razón es que cada uno tiene sus propias peculiaridades. Además, no todos consiguen el mismo resultado. Si te está costando resolver un problema con un controlador en concreto, quizá tengas que probar con varios de estos programas hasta que uno de ellos te solucione el problema. Algunos incluyen la opción de guardar una copia de los controladores instalados actualmente, para poder restaurarlos más tarde, en caso de que haya que formatear el ordenador, por ejemplo. En todos los casos, es muy recomendable, antes de empezar a trabajar con alguno de estos programas, crear un punto de restauración del sistema.

Aquí te dejo una relación de algunos de estos programas:Driver Booster

  • DriversCloud. Este programa trabaja “en la nube”. Para que funcione debes instalar un Agente, que es el que escanea tu ordenador para después hacer la búsqueda. Todo el funcionamiento es online, es decir, es necesario estar conectado a Internet.
  • Driver Genius. Este es uno de los programas más conocidos. Es muy eficaz, pero para tener todas las funciones hay que comprar una licencia. De lo contrario, detectará los controladores necesarios, pero no los descargará.
  • SlimDrivers. Es uno de los mejores. Sencillo de usar, con una interface agradable e intuitiva y bastante rápido.
  • Driver Magician. Tal vez no sea el mejor programa, pero puede encontrar cosas que los demás no.
  • DriverBooster 3 Free. Totalmente gratis, facil de entender y eficaz. Junto a SlimDrivers, los dos más recomendables para empezar.
  • DriverMax. Es quizá el más polémico, Algunos lo acusan de no filtrar más cuidadosamente los controladores, pudiendo en ocasiones dar lugar a la instalación de virus. Si lo pruebas, prucura tener activado el antivirus por si acaso.

Recomendaciones finales

Una vez resuelto el problema, no tine mucho sentido seguir teniendo instalados estos programas, y más si tenemos en cuenta que quizá tengas que ir probando con varios de ellos hasta conseguir lo que deseas. No olvides crear un punto de restauración antes de empezar. A veces sucede que los controladores que se instalan pueden crear algún problema, tal vez por alguna incompatibilidad. Aunque esto es raro que ocurra, puede suceder, así que la prudencia nunca sobra.

En ocasiones sucede que el controlador necesario ya está en el ordenador, pero el problema es que no lo encuentra. En ese caso, puedes ir al Administrador de dispositivos, localizar el dispositivo con problemas y con el botón derecho del ratón seleccionas “Desinstalar” y completas este proceso. A continuación selecciona cualquier otro dispositivo, y en el mismo menú pincha en “Buscar cambios de hardware”. Ahora el ordenador volverá a encontrar el dispositivo que has desinstalado, y si su controlador estaba “escondido”, en esta ocasión sí lo instalará y el problema quedará corregido.

Por último no te olvides de reiniciar el odenador, ya que algunos controladores no empezarán a funcionar hasta que lo hagas.