¿Quieres ver JW.org en tu televisor? Si se trata de un smartTV (un televisor que permite navegar por internet) no tienes ningún problema. Si no es así, hay varias formas de lograr esto. Vamos a centrarnos en una de ellas: conectar por cable nuestro ordenador, tablet o teléfono móvil al televisor. Las conexiones por cable siempre son más seguras, rápidas y estables que las inalámbricas. Por esta razón, son las únicas que se autorizan para las retransmisiones vía internet que se efectúan a veces en los salones del Reino. Hablemos de tipos de cable. Hay cuatro. Empezaremos por el menos recomendable y terminaremos por el más recomendable.

Cables por componentesCable por componentes. Este cable separa la señal de vídeo por canales, pero no transmite audio. Es un tipo de transmisión analógica, no digital. Este tipo de conexión puede valer para un ordenador de sobremesa, pero no vale para un ordenador portátil, una tablet o un teléfono móvil porque no tendrá las conexiones necesarias. Puede servir para mejorar la nitidez al conectar una consola de videojuegos al televisor, pero no ofrece ventajas significativas para los fines espirituales que nosotros perseguimos.

Cable SVGACable SVGA. Es el cable que tradicionalmente se usa para conectar un ordenador de sobremesa a un monitor. Muchos televisores planos admiten este tipo de conexión, de modo que en la práctica, es como si el televisor se convirtiera en un monitor de nuestro ordenador, pero más grande. Este cable tampoco transmite audio y el tipo de transmisión es analógica. Casi todos los ordenadores de sobremesa y portátiles tienen conexión SVGA. No la tienen las tablets y los teléfonos móviles.

Cable DVICable DVI. Este tipo de cable está a mitad de camino entre una conexión analógica y una digital. Tampoco transmite sonido. Las conexiones para este tipo de cable las encontramos en ordenadores de sobremesa mayoritariamente, y sirven para conectar el monitor. Su uso va en declive, ya que las conexiones por HDMI ofrecen la ventaja adicional de trasmitir sonido además de imagen. Muchas tarjetas gráficas todavía tienen este tipo de conexión, más rara en portátiles que en equipos de sobremesa.

Cables HDMICable HDMI. Actualmente son los más recomendables. La transmisión es digital, en alta resolución, y además transmiten imagen y sonido por el mismo cable. Los conectores se pueden encontrar en todo tipo de dispositivos, en cualquiera de sus tres tamaños: normal, mini y micro. La calidad de la transmisión lógicamente no depende sólo del cable. Es mejor usar un portátil que una tablet o un móvil.

En el caso de los teléfonos móviles, si se trata de un modelo con tecnología MHL, podremos usar un cable que por una punta tiene una conexión mini o micro USB (para conectar el teléfono) y por la otra una conexión de HDMI para conectarlo al televisor.

Cable de sonidoDebemos comprobar qué tipo de conexión admite nuestro televisor. Si usamos cualquiera de las tres primeras conexiones, debemos añadir un cable para el sonido. Es un cable con dos jacks (o conectores, uno en cada punta). Se conecta a la salida de sonido del ordenador y a la entrada de sonido del televisor. Ambas entradas de jack suelen ser de un color verde claro pero no siempre. En general, todos los cables son baratos y fáciles de conseguir, y existen todo tipo de combinaciones de conectores y adaptadores.